Como reconocer si mi hijo es agresor

Indicadores para reconocer a un niño agresor y evitar que el bullyng siga cobrando mas victimas escolares

Actualmente y lamentablemente está muy de moda los casos de bullyng dentro de las instituciones educativas, se habla mucho sobre estos casos, los Medios Informativos de Radio y Televisión también suelen publicar casos de esta naturaleza. En líneas generales todos hablan mucho de las víctimas de bullyng pero nadie le dedica un espacio para hablar de los agresores. En este post hablaremos de los agresores y como los padre pueden identificar los niveles de agresividad en sus hijos para aprender a controlarlos y asi evitar de que agredan a sus compañeros de aulas. Te dejamos una breve lista de algunos indicadores que pueden revelar la personalidad de tu hijo:

  • Un estudio realizado por la universidad de Michigan a 341 niños, revelo que los niños con trastorno del sueño relacionado con la respiración desordenada durante el sueño, son los más propensos a ser agresivos o muestran problemas de conducta.
  • Si el niño es impulsivo y se frustra con mucha facilidad son indicadores de que tu hijo podría ser un agresor escolar. Los niños agresores tienen una fuerte tendencia de frustración si las cosas no le salen como ellos querían, carecen de empatía, de sensibilidad humana y presentan muchísimos problemas de disciplina.
  • Si el niño suele andar siempre metido en problemas en la escuela, puede ser un indicador de que algo anda mal; la intimidación quizá sea parte de su problema. Si notas que el niño se comporta de forma agresiva con otros niños, es posible que se haya convertido en un agresor.
  • Esta siempre preocupado por todo lo que los demás puedan pensar de él, necesita sentirse importante aunque eso signifique que lo gane con intimidación, normalmente eso pasa por niños con muy baja autoestima o inseguridad en cuanto a su personalidad
  • Trata de tener una muy buena relación con tu hijo, la relación que tengas con tu hijo será vital para que el niño no se vea envuelto en actos de agresividad contra otros niños.