Enfermedades infantiles peligrosas

La difteria, tétanos, varicela y malaria son las enfermedades infantiles más peligrosas que existen

A que padre o madre no le preocupa la salud de sus hijos. Sin duda alguna, es un hecho que la felicidad de todo padre de familia radica en ver a sus hijos disfrutando de una plena salud. En ese sentido hemos preparado una lista con las enfermedades más peligrosas que pueden afectar a tus niños. Estar alerta ante cualquier señal de algunas de las enfermedades que describimos a continuación, puede salvar la vida de tus hijos:

Difteria: Es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Corynebacterium diphtheriae que ingresa a través de las vías respiratorias llegando a invadir todo el cuerpo. Una vez que la persona contraiga la enfermedad, la bacteria comienza a producir toxinas que pueden comprometer todo su organismo, en especial el corazón y el cerebro.

La enfermedad ataca principalmente a niños menores de cinco años y adultos mayores de 60 años. Los síntomas que se manifiestan son ardor de garganta, aparición de falsas membranas en las superficies de las vías respiratorias, dificultad para respirar, afecta las amígdalas, fibras nerviosas y la piel. Si notas algunos de estos síntomas en tu hijo, acude a un centro de salud más cercano para que tu niño reciba atención médica oportuna.

Tétanos: Es una enfermedad provocada por una bacteria potencialmente mortal conocida como Clostridium tetani (C tetani). La bacteria se encuentra en el suelo, en las heces y en la boca de los animales. Si una persona contrae la enfermedad, esta le causara infección en el sistema nervioso llegando a causarle dolorosas contracciones musculares, incluso hasta podría causarle fracturas de columna.

La enfermedad se puede contraer a causas de haberse hecho una herida producida por objetos metálicos oxidados, quemaduras profundas, mordeduras y expuestas al polvo, tierra o heces. Si alguien en casa llegase a tener un accidente (herida con materiales oxidados, quemaduras, mordeduras) recurre a un centro de salud cercano para que reciban atención médica oportuna.

Varicela: Es una enfermedad viral causada por el virus varicela-zóster que una vez contraída la enfermedad, se producen ampollas que causan escozor en la piel. Estas ampollas luego secan y se hacen costras, para luego desaparecer. Sin embargo, la enfermedad puede dejar marcas en la piel de la cara, el pecho y la espalda.

Los síntomas de la varicela, además de las ampollas son una fuerte fiebre, falta de apetito, dolor de cabeza y fatiga. En aquellos niños con un sistema inmunológico debilitado puede causar consecuencias graves. Se recomienda visitar al pediatra en caso de varicela.

Malaria: Es una enfermedad parasitaria que se transmite a los humanos a través de picaduras del mosquito anopheles infectados. Cuando la enfermedad ha sido transmitida los síntomas que se presentan son fiebres altas, escalofríos, síntomas de falsas gripes y anemia. Si detectas algunos de estos síntomas en tus hijos acude inmediatamente a un centro de salud para recibir atención médica.