Estimulación Temprana: Desarrollo cognitivo

La estimulación cognitiva ayuda al niño a desarrollar al máximo y de forma adecuada todas sus capacidades cognitivas

La estimulación cognitiva consiste en llevar a cabo una serie de actividades que permiten estimular en el niño todos los aspectos relacionados con lo que la mente necesita para comprender, relacionar y adaptarse a nuevas situaciones mediante el uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. En general la estimulación cognitiva se desarrolla mediante ejercicios de memoria, concentración, lenguaje, atención, solución de problemas, planificación, razonamiento y control.

Todo niño comienza a construir su pensamiento a partir de las experiencias con los objetos y el entorno que le rodea, en donde aprende a tomar conciencia de sí mismo para comenzar a ordenar la realidad, donde se permite explorar, comparar, elegir, indagar etc. Para lograr este conocimiento el niño utiliza tres sistemas de procesamiento: la acción (facilidad por su dimensión sensorio motriz); la construcción de imágenes mentales (capacidad de entender que aunque no vea o toque un objeto este igual existe) y el lenguaje, que le permite representar las experiencias con mayor flexibilidad.