Problemas de fertilidad: Las causas más comunes

Los problemas de fertilidad más comunes en las mujeres son la edad, anovulación, menopausia precoz, síndrome del ovario poliquístico y tropas obstruidas

Las razones por las cuales las mujeres tienen dificultades para quedar embarazadas son muchas; diversos estudios demostraron que estos problemas ocurren debido a aspectos hereditarios, factores múltiples que involucran a la pareja y causas desconocidas que hasta ahora no han sido explicadas científicamente. Sin embargo las causas más conocidas o más comunes son:

La edad: Juega un papel determinante en la fertilidad si se tiene en cuenta que las edades más favorables para que una mujer quede embarazada es entre los 15 y 24 años de edad. A partir de los 25 años el nivel de fertilidad empezara a disminuir muy lentamente, sin embargo, entre los 35 y 40 años de edad, los problemas para concebir se verán seriamente afectados.

Anovulación: Es un ciclo donde el ovario se ve afectado y la ovulación no puede ser posible. Con este problema de ovulación, las mujeres tienen serios problemas para concebir. Las señales de estos problemas pueden manifestarse en la irregularidad de los periodos menstruales o cuando no llegas a tenerlos. Algunas de las razones por las que pudieran ocurrir estas afecciones es por enfermedades, pérdida de peso y estrés.

Menopausia precoz: Comúnmente la menopausia se presenta a los 40 años de edad no obstante existen mujeres que la llegan a tener a una edad antes de los 40 años y esto se debe a posibles factores hereditarios. La menopausia es la ausencia definitiva de la menstruación lo que significa que una mujer no volverá a quedar embarazada.

Síndrome del ovario poliquístico: Es un trastorno hormonal que consiste en la aparición de pequeños quisten en los ovarios dificultando la capacidad de la mujer para quedar embarazada y otros problemas de salud.

Trompas obstruidas: La obstrucción de las trompas de Falopio es una de las causas más principales de la infertilidad femenina. Las causas de este problema se deben a enfermedades de inflamación pélvica, cirugías abdominales, enfermedades infecciosas u otros problemas de trastornos ginecológicos.