Qué es una buena escuela según UNICEF

Una buena escuela es aquella que permite que sus estudiantes aprendan y se desarrollen de forma integral según UNICEF

Más allá de construir edificios de lujo y de ofrecer matriculas caras, una buena escuela es aquella que asume el compromiso de que todos sus estudiantes aprendan y se desarrollen de manera integral; es aquella que no selecciona en su proceso de admisión a los “más capaces” y separa a los “menos capaces” o a los que tienen mejores recursos económicos de los que menos tienen. Respeta la dignidad de los niños e integra a los padres de familia en los procesos de formación de sus hijos.

En términos generales una buena escuela es aquella que parte de un principio en la que establece un vínculo real con sus estudiantes, que parte de la premisa que no se puede enseñar si no se confía en cada niño y niña, así mismo crea espacios y prepara los escenarios para promover el debate entre sus estudiantes, brinda la posibilidad a los niños de poder elegir, de pensar, de poder equivocarse y de aprender a corregir sus errores, se refleja en el gusto de los niños de estar allí cada día, donde resuelven sus conflictos junto a sus pares y docentes. Además busca trabajar en colaboración con los padres y madres (Serie, UNICEF responde).